Of. 054-536466 / Móvil y Whatsapp 98 7197454

Blog

Prácticas de Anti Marketing que aburren a clientes

El internet es importante. Ahora todo es por internet. Se puede vender por internet, Puedo trabajar por Internet.

Estas son las afirmaciones que se escucha hoy en día y muchos empresarios pequeños son conscientes que son totalmente ciertas. Sin embargo existen muchos métodos, en su ímpetu de poner en marcha prácticas de marketing para su negocio, que sencillamente aburren a sus clientes.

Estas son prácticas que he preferido llamarlas, prácticas de Anti Marketing. El término sin embargo le pertenece a Philip Kotler, para referirse a prácticas que disminuyen el interés del público por los productos y servicios. Aquellas que en lugar de enganchar y despertar el interés del target, sencillamente lo echan a dar una siesta frente al computador.

Quiero decir que si quieres echar mano de algunas prácticas de marketing debes dejar de:

1. Explicar lo beneficioso del producto:

Ya lo dijo por allí un empresario de éxito en Internet que muchas empresas deben cambiar el discurso típico en vídeos institucionales de

“Somos los primeros en el mercado, únicos en…”

Por un texto más cercano al consumidor.

Centrarse en especificaciones solo ahuyentará tus prospectos de tu contenido. Lo mejor es desarrollar ejemplos de la vida cotidiana, como va  a solucionarle las cosas lo que comercializas, cómo puede ayudar a ahorrarle dinero, etc. Respecto a los vídeos institucionales, he dejado unos ejemplos sobre cómo cambiar la forma del mensaje en un post anterior.

2. Que sea simple.

Otro error. Centrarse en las complejidades que sólo tú puedes entender, es una invitación al sueño. Si el producto o servicio es complejo, tienes que reducir poco a poco el mensaje hasta que tengas lo esencial.

Lo mismo aplica para sitios web. Es una moda pasada y nada eficaz presentar sitios web impresionantes, y llenos de animaciones y gráficos saturados de llamadas a la acción y banners de click aquí o allá.

Los internautas quieren sentirse que navegar en su sitio web es como navegar en el Titicaca.

lago titicaca

3. Visual.

Imaginemos que vendemos un producto simple y sencillo que no inspira en sí mismo ningún atributo divertido y emocionante. Supongamos que vende un producto de empaque saludable contra el estreñimiento. (Pensé en ello porque me acaban de ofrecer uno). ¿Te imaginas un paquetito de estos fotografíados y subidos a un sitio web junto a CTA de descuentos y textos explicativos.

El paquetito no era nada atractivo, así que el mensaje cae aburrido junto a la presentación y por supuesto es difícil comúnmente, imaginar, qué lado divertido puede tener un producto así.

Ahora imaginemos que ese mismo paquetito luce un tanto abierto y algo de su contenido se derrama simulando ser una cascada de agua pura y cristalina, en clara alusión de un producto natural y saludable. Al final de la cascada el rostro lozano de una familia joven de padres y un niño sonrientes. Yo creo que algo así, podría conectar más con el público potencial del producto en contraposición al primer ejemplo.

4. La historia de su producto.

¿Crees que tu producto tiene una historia? Tu producto tiene una historia detrás y hay muchos diciendo que son los mejores sin conectar emocionalmente con sus clientes. Si no consigues esa historia, no podrás hacer esa conexión.

Ten en cuenta esto cuando estés preparando tus primeros post en tu Blog.

5. Divierte a tu público.

Cada vez hay más humor y cada vez hay menos cuidado con este recurso. ¡Vamos! que ser divertido no es precisamente tarea fácil. Puedes despertar risotadas que se ahogan en un sorbo de agua o risotadas que se revuelcan entre un par de aplausos del que se divierte o puedes despertar un triste, decepcionante y abucheante Uuuuhhhh. Pero no cualquier Uh, esos dichos con tono grave, en clara alusión a algo verdaderamente tonto.

Pero si lo consigues, te apuntas de candidato a viral. Recuerdo que cuando diseñé el logo y el nombre de una cafetería a la que llamé “La Vaca Rockera” no pensé que podía alcanzar un impacto tan grande en nuestra página en facebook. Solo era el prelanzamiento de la cafetería y diariamente crecíamos cerca de 70 fans sin ninguna campaña pagada o PPC en Facebook ni Adwords. Sencillamente divirtió mucho y creció como la espuma.

Estas son algunas de las prácticas de anti marketing en las que es normal caer, después de todo, salvo que seas un especialista en el tema, puedes tener toda la licencia para equivocarte. Así que pensando en ello, es que hemos decidido hacer este post.

¿Listo para dejar de ser aburrido? Discúlpame si no lo estabas siendo. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *