5 Señales de que necesitas replantear tu estrategia de Marketing

Sentarse a replantear una estrategia de marketing no es fácil. ¿Por dónde empezar? ¿Las ideas que tengo son mejor que las que se venía haciendo? ¿Cuánta certeza hay que lo que estás haciendo no está funcionando?

Hay un momento en el que tu Negocio necesita nuevos aires de marketing y aquí te voy a enseñar a reconocerlo.

Por eso vamos a hablar en este artículo cuáles son esas señales que necesitas replantear tu estrategia de marketing.

1. Porcentaje de Interacción y reacciones por los suelos en tus Redes Sociales de Marca

Esperar a que pase el tiempo, lo único que conseguiremos es agravar la situación.

¿Qué se va a agravar?

La pobre imagen que está empezando a tener tu marca de negocio.

¿Es irrelevante o aburrida en sus redes sociales? Esto puede medirse, conociendo el porcentaje de interacción.

Medir el porc entaje de interacción en tus redes sociales es fundamental mes a mes. Verás claramente cómo el nivel de interacción – por ejemplo en facebook – está moviéndose hacia arriba y abajo.

Pero cuando baja sostenidamente hasta llegar a los suelos comparando con lo que hacías antes, es el momento de cortar y buscar nuevo enfoque.

Si el porcentaje de interacción no lo has medido nunca, puedes hacerlo ya e incluir datos de hace 6 meses en Facebook para conocer la evolución del porcentaje de interacción.

En este vídeo te enseño cómo medir el porcentaje de interacción de una fanpage.

También hice una plantilla para calcular fácilmente el porcentaje de interacción de tu Fanpage de negocio.

2. Aumento de Tráfico en tu web sin mayores contactos

Un sitio web debe ser una herramienta de marketing que sirva, no una plataforma de información olvidada de la que no se espera mucho.

Una web hecha para marketing debe traerte nuevos contactos.

Si estás revisando tus estadísticas y ves que hay tráfico significativo pero hace meses no hay ningún contacto, consulta o algún formulario llenado desde allí, es tiempo de someter a prueba tu sitio web.

Aquí hay otro vídeo para que determines en pocos minutos si tu web es útil o inservible.

Que alguien llegue a tu sitio web, llene un formulario o deje sus datos, es una conversión. Y es algo que debería suceder periódicamente si tu sitio web aún no tiene un buen posicionamiento en Google, o si lo tiene entonces debería ser más frecuente.

Entonces, ya sea que estés haciendo tu propio marketing o estés trabajando con una agencia, es una recomendable asegurarse de que esa gestión de marketing se traduzca en conversiones, no solo en visitas al sitio web.

3. Tráfico casi inexistente a tu sitio web

Vamos al punto opuesto.

¡Qué ocurre si ni siquiera estás viendo tráfico!

Ya pasó un buen tiempo desde que tu sitio web fue hecho y puesto públicamente en la Internet pero ves en tus estadísticas y simplemente parece como si fuera un pueblo fantasma, sin visitas o muy pocas.

Evidentemente hay que dudar si está o no bien puesto el track de Google Analytics por ejemplo que rastrea el tráfico a tu sitio web en caso no veas visita alguna.

Pero si ves pocas, puede deberse a que tu sitio web es un sitio joven y aún las estrategias de posicionamiento no alcanzan su máximo potencial.

No hay por qué ser impaciente, pues poder colocar un sitio web en primera página con palabras y frases clave muy competitivas no es una misión que requiera velocidad, sino más bien mucha pericia de quien esté haciendo SEO y paciencia de tu parte para ver que esa plantita crece y florece.

El SEO es así. Recuerda que muchos también quieren aparecer en primera página y tendrás que competir en credibilidad de marca (Si, Google sabe como medir eso) Optimización de palabras clave y más de 200 factores de posicionamiento.

¿Pero cuándo puedes empezar a creer que algo no anda bien.

Cuando han pasado seis meses y no encuentras ni una sola alma. O muy pocas.

Si es el caso que tu sitio web ya lo tienes hace algún tiempo, es importante tomar acción y empezar a revertir la situación.

4. Te sientes estancado hace mucho tiempo

Es muy frecuente estar en esta situación.

Sentir que no se avanza cuando tus expectativas respecto a tu negocio eran importantes, es una señal que debes renovar lo que venías haciendo.

Debes entender que tu negocio se beneficiará mucho en tanto logre ser una marca en el mercado.

Muchos creen aún que una marca se trata de un nombre y su respectivo logotipo.

No hay muestra de inocencia más enternecedora.

Pero no te sientas mal. Porque hasta antes de leer este artículo, no sabías que una marca es una cosa y otra una mercancía.

Hay una frase genial de uno de los gurús del marketing que ilustra mucho esto:

El arte del Marketing es el arte de construir una marca. Si no eres una marca, eres una mercancía. Por lo que el precio, lo es todo y el producto de bajo costo es la única alternativa para sobrevivir”

Philp Kotler

Lo único que empodera tu negocio es la marca.

De hecho en muchos casos es la marca el activo más valioso de una empresa. Una marca es capaz de rentabilizarse por sí misma.

Una marca es un significado, tiene su propia personalidad y esto a su vez genera confianza, familiaridad, vínculos y distinción.

Aquí te dejo otro vídeo de mi canal con tips para que construyas una marca increíble. Es un reto que vale la pena asumir.

5. Tu estrategia no es multicanal

Una estrategia multicanal es utilizar más de una plataforma para promover tu marca.

Es interesante saber que una estrategia multicanal es algo bastante beneficioso para la marca porque hace que un negocio no dependa de un solo canal.

De ser el caso, ese único canal podría caerse para ti y no tener otro punto de apoyo u otros canales directamente con el cual sostener el marketing de tu negocio.

Esto puede ocasionar que se pierdan clientes potenciales, que los prospectos disminuyan durante su ciclo de ventas o que comuniquen una identidad de marca débil.

Por otro lado, una estrategia multicanal para una pequeña empresa es en mi opinión, una estrategia a la que se llega, no con la que se empieza.

Idealmente sería genial poder contar con los canales más estratégicamente seleccionados y tener finalmente una estrategia multicanal, pero muchas veces el presupuesto es lo que va a limitar al pequeño emprensario.

Pero mejor aún si pensamos, una pequeña empresa o un nuevo emprendimiento, es mejor ir de menos a más en tanto se vaya haciendo fuerte.

¿Qué otros sínitomas o señales te están preocupando ahora mismo?

Paul Fuentes
Sígueme

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *